AndulaciónPatologíasDolor lumbar: Lumbalgia o lumbago

02/11/2021por iXalud0

El dolor lumbar es aquel que afecta a la parte baja de la espalda, actualmente afecta a aproximadamente un 23-28% de la población mundial y se estima que la mayoría de las personas experimentaran al menos un episodio en su vida. Por este motivo, desde iXalud, queremos explicaros en qué consiste la lumbalgia, que es la causa más común de dolor lumbar y cómo podemos tratarla.

Columna vertebral

La columna vertebral se extiende desde la base del cráneo hasta la pelvis y está compuesta por un total de 33 huesos a los que denominamos vértebras y clasificamos en 3 regiones, la columna o tramo cervical, la dorsal o torácica y la columna o tramo lumbar. Las vértebras van aumentando de tamaño progresivamente siendo las cervicales las más pequeñas y las lumbares las más grandes. El motivo de esto, es distribuir adecuadamente la carga de peso que soporta. También está dotada de unas curvaturas naturales llamadas cifosis cervical y lordosis lumbar que proveen de elasticidad y resistencia frente a las cargas y peso corporal durante el movimiento.

Existen 7 vértebras cervicales, 12 vértebras dorsales o torácicas, 5 vértebras lumbares, 5 vértebras fusionadas llamadas sacro y 3 últimas vértebras muy pequeñas que constituyen el coxis.

Columna vertebral

Las funciones esenciales de la columna vertebral consisten en:

  • Proteger la médula espinal, raíces nerviosas y ciertos órganos.
  • Base para la sujección de ligamentos, tendones y músculos.
  • Apoyo estructural de cabeza, hombros y pecho.
  • Equilibrio y distribución del peso.
  • Flexibilidad y movilidad.

¿Qué es la lumbalgia?

La lumbalgia o lumbago, se define como el dolor localizado en la parte baja de la espalda o tramo lumbar de la columna, puede deberse a un sobreesfuerzo de la musculatura, a malas o mantenidas posturas, sedentarismo o falta de ejercicio entre otras. Esta patología afecta a jóvenes y adultos y es una de las causas más comunes de dolor.

Podemos clasificar el lumbago en 3 tipos en función de su duración:

Lumbalgia aguda en los casos que dura menos de un mes.

Lumbalgia subaguda si su duración es de entre 1 y 3 meses.

Lumbalgia crónica en los casos en que dura más de 3 meses.

Síntomas y causas

La lumbalgia suele presentarse bajo cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dolor en la parte baja de la espalda.
  • Pérdida de flexibilidad y fuerza en la zona de la espalda afectada.
  • Aumento del dolor al presionar la zona que lo origina.
  • Posibilidad de sufrir espasmos musculares.
  • Dolor que puede irradiar a extremidad inferior.

Estos síntomas pueden estar originados por diferentes causas que se dividen en función de si su origen es de tipo mecánico, es el tipo más común y lo provocan los cambios producidos en las estructuras óseas que forman la columna lumbar, los casos más típicos son la artrosis, escoliosis o osteoporosis. El otro origen puede ser inflamatorio y surge de enfermedades que generan una inflamación en las estructuras de la columna, claros ejemplos pueden ser la espondilitis anquilosante, tumores o infecciones en sí.

Existen también ciertos factores de riesgo que pueden causar la patología como el tabaquismo, sobrepeso y/o la obesidad y el estrés.

¿Quieres evaluar tus dolencias? ¡Haz el test del dolor!

Prevención

Se puede evitar la aparición del dolor evitando algunos de los factores de riesgo modificables, mantener unos buenos hábitos y un estilo de vida saludable.

La práctica de actividad física, mejorar o corregir la postura, mantener un peso sano y equilibrado será fundamental para prevenir la dolencia.

Además de esto, aprender a levantar correctamente los pesos, no fumar y usar un buen colchón será también de gran ayuda para la prevención del lumbago.

como aliviar la lumbalgia
Tratamiento

El tratamiento para la lumbalgia dependerá de los síntomas que presente el paciente y la gravedad del dolor o fase en la que se encuentre. La gran mayoría de los casos se recupera a las 6 semanas sin necesidad de cirugía con un tratamiento basado en la realización de ejercicios y descanso o reposo.

En los casos en que el dolor persiste es posible que el especialista recete también un tratamiento farmacológico que nos ayudará a controlar el dolor y la inflamación.

La termoterapia (uso de calor o frío) también será un buen aliado para lograr un alivio del dolor y reducir la inflamación, normalmente, en los casos de dolor persistente se suele encontrar el alivio en el calor, no obstante, en los casos más agudos y que cursan con inflamación el frío suele ser la elección de la mayoría.

En aquellos casos más severos o cronificados, es común que el especialista pueda sugerir la aplicación de algún tratamiento inyectable o incluso cirugía.

Andulación y lumbalgia

La terapia de además de ser un método de tratamiento muy eficaz en los casos de lumbalgia, es también un tratamiento indoloro, no invasivo y no farmacológico por lo que será un buen recurso en cualquiera de los casos o fases en la que se encuentre.

La terapia actúa mediante la estimulación de la circulación en la región lumbar facilitando a liberar las tensiones y la presión de los cuerpos vertebrales. Esto hace que exista un alivio claro e inmediato de las molestias. El efecto térmico que generan los infrarrojos además ayudarán a controlar la inflamación y mantener la musculatura descontracturada.

Cuida tu espalda, cuida tu salud.

iXalud

Escribir un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos se marcan con *

Whatsapp contacto iXalud