Hábitos saludablesPatologíasClaves para aprovechar una consulta médica siendo paciente crónico

11/03/2022por iXalud0

Seguro que alguna vez has acudido a tu visita de control con el médico y has salido de la consulta con alguna pregunta sin hacer o con la sensación de que no has aclarado todas tus dudas o sin tener claras las indicaciones que te ha dado el doctor. Hoy nos disponemos a daros algunos consejos para que aprovechéis al máximo vuestras visitas médicas.

¿Qué es un paciente crónico?

El paciente crónico es aquel que tiene una afección, enfermedad o problema de salud crónico cuya duración supera en la mayoría de los casos los 6 meses suponiendo así un impacto negativo sobre la salud o el estado funcional de aquel que lo padece. En la mayoría de los casos su progresión es lenta y coinciden en que el objetivo consiste en cuidar y prevenir sus complicaciones.

No todos los procesos que afectan al paciente crónico están directamente relacionados con el deterioro físico, sino que también pueden afectar a su salud mental y su bienestar social lo cual se traduce a una disminución de su calidad de vida impidiendo que puedan realizar ciertas actividades de forma temporal, progresiva o continua.

La importancia de las consultas con el médico

Acudir a consulta con el médico es una forma esencial no solo para detectar enfermedades que estén en fases iniciales y así poder plantear un tratamiento para así, evitar o ralentizar su evolución, también es algo vital para poder encontrar el camino a recuperarnos o a mejorar nuestra calidad de vida. Tener un diagnóstico siempre será fundamental para plantear un tratamiento, que el doctor o especialista no explique y nos ponga en contexto de lo que nos pasa siempre será el primer paso para mejorar o iniciar un tratamiento. Por contrario, aquellos que sienten un malestar y son incapaces de ponerle nombre, a la vista está que, a la larga, acabaran además lidiando con cierta frustración al pensar que algo va mal y llegándose a culpar por ello, llevándolos a sufrir cierta inestabilidad emocional o incluso mental.

¿Cómo aprovecho mi visita con el médico?

No siempre resulta sencillo empezar a hablar de lo que nos pasa y todavía menos si es más de una cosa. Aún más común resulta la sensación de salir de la consulta con el médico con dudas sin resolver. Una visita médica común tiene una duración aproximada de 10 a 15 minutos y por eso debemos plantear bien cuáles son nuestros objetivos al acudir a ella y que queremos o necesitamos saber.

Antes de la visita:

Organiza y sintetiza todo aquello que quieras comentar en la visita, dolencias concretas, posibles dudas con el tratamiento, efectos secundarios, como te sientes, que acciones aumentan o disminuyen el dolor… Muchos pacientes crónicos escriben en un diario del dolor todas estas cosas, sin duda, no solo te ayudará a ti a comprender tu dolor sino también al médico a precisar su diagnóstico.

Recuerda preparar una lista con todos los medicamentos que tomes, esto será importante si tienes citas con distintos especialistas ya que de esta manera serán conocedores de las posibles interacciones que pueda haber entre fármacos y controlar posibles efectos adversos.

Plantea objetivos para la visita, piensa preguntas que quieras hacer para que no se te olviden.

Durante la visita:

Siempre que sea posible, se recomienda ir acompañado de algún familiar o persona con la que se conviva, ya que puede ser de gran ayuda para completar la descripción de los síntomas, comentar como nos sentimos desde un punto de vista externo, además de hacer otras preguntas que quizás no te has planteado. También podrá ayudarte al a recordar y recopilar toda la información médica obtenida.

Respecto a lo que refiere a la entrevista personal debemos dar todos los detalles ya que, aunque puedan parecer vergonzosos o innecesarios pueden ser de gran ayuda para entender lo que nos pasa. De la misma manera, debemos ser francos con las respuestas que ofrecemos al doctor.

Si es necesario, no dudes en tomar nota de lo que indique el médico, sobre todo en lo que refiere a medicación, dosis, interacciones con otros fármacos o alimentos. Es muy importante que esto quede bien aclarado, ya que la medicación puede tener efectos secundarios perjudiciales para nuestra salud.

Al finalizar la visita:

Revisa toda la información recibida, es importante que si algo no ha quedado claro o no lo recuerdas con claridad te pongas en contacto con el doctor o algún asistente que te pueda aclarar el tema.

Pide cita lo antes posible para cualquier prueba en el caso que te las hayan solicitado, no esperes a que te llamen con la cita porque puede llegar a demorarse mucho, será mejor que contactes y trates de encontrar hueco lo antes posible.

Toma los medicamentos en la forma y las dosis recetadas. Cumple con la dieta indicada y con los ejercicios físicos si son parte del tratamiento.

Y, sobre todo, presta atención a tu cuerpo y recoge la información que pueda ser importante respecto a como responde tu organismo al tratamiento o si existe alguna respuesta negativa.

La consulta médica es una herramienta útil y necesaria para la detección de enfermedades que aún no han producido síntomas o para prevenir la aparición de otras. En el caso de los pacientes crónicos, su enfermedad probablemente, aunque de una forma lenta, no para de modificar la forma en la que nos afecta, por este motivo, es importante seguir con los controles rutinarios y saber en que punto nos encontramos.

Un diagnostico precoz, puede ser una victoria.

iXalud

Escribir un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos se marcan con *

Whatsapp contacto iXalud