AndulaciónPatologíasRelación entre COVID persistente y fibromialgia

04/03/2022por iXalud0

Entre la diversidad de síntomas de la COVID persistente, se encuentran afecciones musculoesqueléticas como la mialgia, dolor articular y la fatiga, síntomas que están presentes en pacientes diagnosticados de fibromialgia. Teniendo esto en cuenta, cabe esperar que un paciente que se contagie de COVID y ya padezca alguna enfermedad que afecte directamente al sistema nervioso central o al aparato musculoesquelético de forma severa, posiblemente, sufra un empeoramiento de su sintomatología tras padecer COVID. Por esta razón, nos disponemos a comentar el tema, con el objetivo de acercar a través de la COVID esta sintomatología con la que desgraciadamente muchos podrán empatizar con los pacientes de fibromialgia que ya llevan muchos años batallando con estas dolencias.

¿Qué es la COVID persistente?

La COVID persistente es un síndrome que se caracteriza por la duración de los síntomas de la COVID-19 tras semanas o meses después de la infección inicial o el retorno de la sintomatología una vez superada la enfermedad.

Esta aparición recurrente de los síntomas no está relacionada con la gravedad de la infección, es decir, pueden darse casos de COVID persistente tanto en pacientes leves como graves. Puede afectar a personas de cualquier edad, aunque tiene mayor prevalencia en mujeres de mediana edad.

Conceptos básicos de la COVID persistente

La COVID persistente, produce un elevado impacto en la calidad de vida, ámbito laboral y social. Algunos de los conceptos básicos para referirnos a ello son:

  • Síntomas que persisten tras 4-12 semanas después del contagio inicial.
  • Aparición independiente de la gravedad de la fase aguda de la COVID, no se relaciona con las secuelas de una infección más grave o aguda.
  • Carencia o inexistencia de fase de curación post-COVID. Los síntomas no llegan a desaparecer del todo una vez superada la fase aguda del contagio.
  • Afectación a todos los grupos de edad, incluidos niños con mayor predominancia en la mediana edad.
  • Presencia en ambos sexos, con mayor incidencia en mujeres.
  • Frecuente fluctuación de la sintomatología en forma de brotes.
  • Inexistencia de origen en patología previa.

Síntomas de la COVID persistente

Los síntomas principales descritos por aquellos que padecen COVID persistente son disnea, dolor precordial, cefalea, alteraciones cognitivas, fatiga, parestesias, trastorno del sueño

SÍNTOMAS DE LA COVID PERSISTENTE

La mayoría de estos síntomas llevan a pensar en un síndrome de la sensibilidad central como pueden ser la fatiga crónica o la fibromialgia.

Relación de la COVID persistente con la fibromialgia

Tanto la COVID persistente como la fibromialgia o la fatiga crónica comparten un origen entre otros, probablemente inmunológico e inflamatorio, y por lo tanto no se trata de una enfermedad psicológica o psicosomática como en ocasiones se plantea.

Al infectarse de COVID, se produce una inflamación severa que implicará por lo tanto una liberación de substancias y su correspondiente respuesta inmunológica y formación de anticuerpos en los afectados de COVID persistente estas alteraciones inflamatorias persisten más de lo debido provocando síntomas similares a los de otras enfermedades como la fibromialgia, donde existe un problema de neuro-inflamación cuya causa se desconoce todavía.

Por otro lado, también se han dado casos en qué tras infectarse de COVID, algunos pacientes han desarrollado fibromialgia. La COVID es una infección grave que causa unos elevados niveles de estrés a aquel que la padece, el estrés, de igual manera es en muchas ocasiones desencadenante de algunos de los síntomas de la fibromialgia por esta razón, no es nada descabellado que la COVID pueda desencadenar en una fibromialgia. Si lo pensamos desde una perspectiva más global, el simple hecho de haber vivido un confinamiento a la par que esta pandemia a nivel mundial nos ha expuesto sin necesidad de infectarnos a unos niveles de estrés muy superiores a los que podemos estar acostumbrados pudiendo ser también una situación de estrés o un origen traumático que nos preste cierta predisposición a la patología.

Fibromialgia y COVID

Es bastante común que aquellos pacientes con fibromialgia que se han infectado con la COVID hayan visto agravados algunos de sus síntomas en común como la mialgia, la fatiga o la falta de sueño mientras han estado infectados. No obstante, aquellos que se han infectado y han desarrollado una COVID persistente son un porcentaje similar a los pacientes de cualquier otra enfermedad reumática por esta razón, no se considera que tener esta patología previa implique una mayor predisposición a verse afectados.

Tratamiento con Andulación

Ya hemos comentado en otras entradas los efectos de la terapia de Andulación en pacientes con fibromialgia. Puesto que los síntomas de la COVID persistente son muy similares a los que padecen estos pacientes, podemos intuir que el tratamiento también será efectivo para ellos. El dolor muscular, la fatiga y el cansancio extremo que sufren, se verá aliviado gracias a la estimulación del sistema circulatorio, la musculatura recibirá las cantidades adecuadas de oxigeno y los nutrientes necesarios para un correcto funcionamiento de nuestro organismo. La producción de endorfinas y cortisol contribuirá a una sensación de bienestar que, sin duda, nos ayudará a mejorar la calidad de vida y recuperar algunas actividades del día a día. Sin duda, un uso continuado del tratamiento ayudará a que estos pacientes se sientas mejor, puedan descansar más tiempo y por lo tanto su cuerpo se recupere mejor.

Cuidarte es cuidarnos.

iXalud

Escribir un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos se marcan con *

Whatsapp contacto iXalud