AndulaciónHábitos saludablesPatologíasClaves para combatir el sobrepeso y la obesidad

23/11/2021por iXalud0

El sobrepeso y la obesidad tienen graves consecuencias para la salud ya que el riesgo de padecer ciertas enfermedades aumenta progresivamente de la misma forma que lo hace el índice de masa corporal (IMC), cuando éste se encuentra elevado se convierte en un gran factor de riesgo a padecer un gran número de enfermedades crónicas. Por este motivo, la OMS considera la obesidad una epidemia global desde 1998 y nosotros, desde iXalud queremos daros algunas claves para hacerle frente a esos kilos de más.

Obesidad y sobrepeso

La obesidad y el sobrepeso no son lo mismo. Mientras que el hecho de padecer sobrepeso significa que nuestro peso está por encima del estimado como saludable para nuestra altura, en caso de padecer obesidad, significa que tenemos un exceso de grasa corporal. Una persona puede tener sobrepeso derivado de un exceso de masa muscular o ósea una persona con obesidad en cambio siempre tendrá un exceso en lo que a tejido graso refiere.

Índice de Masa Corporal

Existe una fórmula para poder medir y determinar si una persona tiene sobrepeso o obesidad, esta fórmula se llama Índice de masa corporal, y sirve para calcular el nivel de grasa corporal en función de la estatura y el peso. (IMC = peso/altura2).

Actualmente existen unos parámetros base para poder interpretar el resultado obtenido.

Tabla valores IMC

Aspectos que no distingue el IMC

  1. No distingue entre grasa y músculo Es importante además medir el porcentaje de grasa ya que hay casos en los que el IMC puede ser elevado y el nivel de grasa estar en unos valores saludables como es el ejemplo de los culturistas o atletas donde ese exceso en el IMC suele estar ocasionado por un nivel de masa muscular más elevado del habitual. 
  1. No distingue entre sexos y en el caso de las mujeres, la tendencia es a tener unos valores de grasa corporal superiores a los de los hombres dentro de sus parámetros saludables.
  1. No distingue edades Con el paso de los años se suele ir perdiendo masa muscular y ganar grasa corporal, por este motivo, los valores de grasa corporal variarán en función del grupo de edad a pesar de tener un mismo IMC.
  1. No mide riesgos asociados A pesar de tener un buen valor en el IMC, una persona puede desarrollar enfermedades vinculadas a la obesidad por tener un alto nivel de grasa abdominal, por tener la presión arterial alta o por la falta de actividad física.

Por estas 4 razones fundamentales el IMC no será suficiente para decidir si una persona sufre sobrepeso o obesidad, pero sí para dar una idea aproximada de la importancia que tendremos que darle al cumplimiento de unos buenos hábitos para mejorar nuestra salud.

Enfermedades derivadas del sobrepeso

El sobrepeso y la obesidad suelen ir acompañadas de dolor y otras patologías derivadas del sedentarismo y el peso elevado:

  • Diabetes de tipo II
  • Hipertensión arterial
  • Enfermedades cardíacas
  • Colesterol alto
  • Apnea del sueño
  • Osteoartritis

¿Por qué subo de peso?

Normalmente, las personas aumentan de peso cuando ingieren más comida de la que su cuerpo necesita y por lo tanto consume, no obstante, en algunas ocasiones existen otros factores que pueden influir en la subida de peso.

Factores genéticos o familiares: Existen casos en que la predisposición genética nos puede afectar en cuanto a la cantidad de grasa corporal que almacenamos y donde se distribuye dicha grasa además de esto, las personas de un mismo núcleo familiar tienden a compartir malos hábitos de alimentación y ejercicio.

Hábitos: Las comidas copiosas o con alimentos altos en grasas y calorías nos pueden llevar a tener sobrepeso. Es habitual que aquellos que ingieren más calorías de las que su cuerpo es capaz de quemar sufran sobrepeso o en casos más severos obesidad. La inactividad o sedentarismo también nos puede llevar a coger kilos.

Entorno: Nuestro entorno no solo en casa sino también en el campo laboral pueden ir en contra. Tanto si pasamos mucho tiempo en casa como si pasamos demasiado tiempo fuera es muy fácil que nos lleve a comer mal o demasiado, además de esto, trabajar frete un ordenador, usar escaleras mecánicas o ascensor son recursos que nos pueden conducir al sedentarismo si no ponemos de nuestra parte.

Hay muchos factores que no podemos controlar, pero también muchísimos pequeños actos que nos pueden ayudar a tener unos mejores hábitos.

¿Cómo empiezo a perder peso?

Siempre es buen momento para empezar a perder esos kilos de más. Lo primero será realizar pequeños cambios que sean sencillos de seguir y nos ayuden a seguir motivados, hemos de ser realistas con nuestras metas. Será importante escoger alimentos bajos en grasa y controlar las cantidades para nuestros platos. Mantenernos activos y realizar algo de ejercicio también será fundamental para agilizar el proceso de adelgazamiento.

Antes de realizar cualquier cambio drástico en nuestra dieta, será necesario visitar a nuestro doctor y contactemos con un profesional para que nos indique los pasos a seguir para perder esos kilos de forma saludable y sin que pueda afectar a nuestra salud.

De esta forma, los 3 puntos esenciales para iniciar este proceso serán:

  • Limitar la ingesta calórica procedente de grasa y azúcares.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras además de legumbres, cereales y frutos secos.
  • Realizar actividad física de forma periódica (se recomiendan al menos 2h 30 a la semana mínimo para adultos).

Rodearse de gente que te apoye será también un punto importante y podremos controlar nuestro peso semanalmente para evitar obsesionarnos.

Cumplir con al menos 7h diarias de sueño también será un factor básico ya que dormir demasiado o muy poco puede provocar cambios hormonales que aumentan nuestro apetito.

CLAVES PARA COMBATIR EL SOBREPESO Y LA OBESIDAD

Andulación y pérdida de peso

La terapia de Andulación es un excelente aliado en la lucha contra los kilos de más. Actúa como quemador de grasa de forma eficaz y estimula intensamente el metabolismo y la circulación sanguínea.

La terapia Andulación será de esta manera un gran aliado si lo sumamos a esos nuevos hábitos saludables, al estimular la actividad metabólica y con la capacidad de drenar después los residuos metabólicos generados.  Además de esto, facilitará el drenaje de grasa del tejido adiposo más superficial que encontramos en las capas más superficiales de la piel.

No es el peso que pierdes, es la vida que ganas. Cada paso que damos, por pequeño que sea, estamos más cerca de nuestra meta.

iXalud

Escribir un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos se marcan con *

Whatsapp contacto iXalud