AndulaciónPatologías¿Por qué se quedan fríos manos y pies?

25/01/2022por iXalud0

Con la llegada del frío puede ser normal tener las manos y pies fríos, no obstante, debemos estar alerta y tener en cuenta a algunas patologías que nos pueden estar afectando y siendo la causa de ello. Los trastornos circulatorios o neurológicos a menudo son la causa de esta afección y por eso, con la finalidad de detectar si se trata de ello, nos disponemos a comentar este tema.

Principales causas

Tener las manos frías suele significar que nuestro cuerpo está tratando de mantener una temperatura normal dado que la temperatura ambiente es más baja que la corporal; sin embargo, tener las extremidades frías, a veces puede ser un síntoma de enfermedades como la anemia o la diabetes, o de que existe un problema circulatorio. Algunas de estas causas tienen fácil solución, pero otras deben ser atendidas por el especialista adecuado, las principales causas de este fenómeno son:

Mala circulación

Como ya comentamos en otra entrada del blog el frío actúa como vasoconstrictor de nuestro sistema circulatorio dificultando el paso de la sangre a determinadas zonas o a los vasos más finos o distales, esto provocaría que ciertas zonas del cuerpo se enfriasen.

Estrés

Cuando el sistema nervioso se excita produce adrenalina y si esta se produce en exceso padecemos estrés. Ante estas situaciones las arterias se contraen y con ellas el flujo sanguíneo disminuye causando un descenso de la temperatura.

Mala alimentación

Una mala alimentación se produce por un exceso de calor en el sistema digestivo debido a una dieta inadecuada. El hecho de que la circulación se concentre en el estómago hace que suba la temperatura en esa zona y disminuya en las extremidades.

Enfermedades

Como la vasculitis que produce inflamación de los vasos sanguíneos de manos y pies, ateroesclerosis donde una acumulación de triglicéridos y colesterol se acumulan en la pared de las arterias dificultando el paso de la circulación, el síndrome de Raynaud o una neuropatía periférica diabética donde pese a tener las extremidades calientes se sienten frías.

Otras causas

Además de las causas anteriormente comentadas, otras con sencilla solución:

Poca movilidad. Permanecer parado un periodo prolongado de tiempo disminuye la activación muscular causando una menor circulación sanguínea.

Usar calzado y calcetines inadecuados durante el invierno os pies pierden calor por lo que usar un buen calzado y calcetines es esencial.

Sudor excesivo (hiperhidrosis). El sudor frecuente, si no se evapora correctamente hará bajar la temperatura de los pies durante el invierno.

Sabañones. Es una inflamación en la piel, acompañada de dolor y escozor, debido al efecto repetido del frío en la circulación de los pies.

¿Qué es el síndrome de Raynaud?

El síndrome de Raynaud es un trastorno poco común que afecta a los vasos sanguíneos, sobre todo a los dedos de las manos y pies. Aquellos que padecen esta enfermedad sufren un estrechamiento de los vasos sanguíneos en situaciones de frío o estrés y cuando esto ocurre las zonas que se ven afectadas se presentan frías e incluso cianóticas y cuando regresa el flujo sanguíneo suelen sentirse hormigueos o quemazón en la zona. En algunos casos severos la pérdida de flujo sanguíneo puede llevar a causar la muerte del tejido que no recibe irrigación. Cuando no se conoce la causa de dicha enfermedad hablamos de síndrome de Raynaud primario y en aquellos casos en que es causado por lesiones u otras enfermedades o como efecto a algunos fármacos hablaremos de síndrome de Raynaud secundario.

SÍNDROME DE RAYNAUD

Causas del síndrome de Raynaud

Enfermedades del tejido conectivo. Existen enfermedades que aumentan el riesgo de Raynaud como el lupus, la artritis reumatoide y el Síndrome de Sjögren.

Enfermedades de las arterias.  Incluyen la acumulación de placas en los vasos sanguíneos de retorno al corazón, los trastornos en los que los vasos sanguíneos de las manos y los pies se inflaman y una presión arterial alta que afecte a las arterias pulmonares.

Síndrome del túnel carpiano. Esta afección implica la presión sobre un nervio de la mano que produce entumecimiento y dolor en la zona. Puede hacer que la mano sea más susceptible al frío.

Acciones repetitivas. Realizar movimientos repetitivos durante períodos prolongados puede provocar lesiones por uso excesivo.

Tabaquismo. Fumar contrae los vasos sanguíneos.

Ciertos fármacos. Incluyen beta-bloqueadores para la presión arterial alta, medicamentos para la migraña, medicamentos para el trastorno por déficit de atención/hiperactividad, ciertos agentes de quimioterapia y medicamentos que hacen que los vasos sanguíneos se estrechen, como algunos medicamentos para el resfriado de venta sin prescripción médica.

Recomendaciones para su prevención

Existen algunas medidas que se pueden tomar para evitar tener manos y pies fríos. Las más utilizadas y efectivas que os recomendamos son:

Evitar el consumo de harinas, azúcares o grasas. Estos productos desmineralizan la sangre y tejidos facilitando que la temperatura descienda.

Beber 2l de agua al día para eliminar correctamente del organismo ciertas toxinas y residuos metabólicos.

Realizar actividad física a diario hará que corra sangre cargada de oxigeno y nutrientes por nuestras venas y arterias y nuestros tejidos permanecerán correctamente irrigados.

Evitar estar tensos, ansiosos o controlar los nervios.

Utilizar la ropa adecuada cuando hace frío y calentar el cuerpo mediante masajes, bolsas de agua caliente o dándose baños con agua caliente.

Comer alimentos ricos en hierro. La falta de hierro en nuestra dieta altera al metabolismo tiroideo que es quien se encarga de regular la temperatura del cuerpo.

No fumar. El humo de los cigarros puede enfriarte de dos formas. Ayudando a formar depósitos en las arterias, y de forma más inmediata por la nicotina, que causa vasoespasmos que estrechan los pequeños capilares.

No excederse con el café. Al igual que sucede con el tabaco, los productos que contienen cafeína tienden a estrechar los vasos capilares.

Cuidado con el alcohol. Al contrario de lo que puede parecer, el consumo de alcohol aumenta el flujo sanguíneo hacia la piel por lo que da una percepción de calidez, pero el calor en las capas más externas del cuerpo se disipa rápidamente del cuerpo en el aire y reduce nuestra temperatura interior.

Andulación y problemas circulatorios

Con la terapia de Andulación pueden tratarse con éxito las afecciones circulatorias, ya que la intensa activación de la circulación que produce desemboca en una profunda relajación y una correcta irrigación de los tejidos.

Uno de sus principales beneficios es la mejora y estimulación del riego sanguíneo. El calor por infrarrojos de onda corta facilita la vasodilatación y las vibraciones mecánicas impulsan la sangre y la linfa adecuadamente para que todo nuestro organismo reciba los nutrientes y oxígeno necesarios para que nuestro organismo funcione como es debido.

 

Consulta con tu especialista si tienes síntomas compatibles con otras patologías.

iXalud

Escribir un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos se marcan con *

iXalud.es | Logotipo 2
iXalud.es | Logotipo 2

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

iXalud © 2021 | Todos los derechos reservados | Página web creada por escaparaweb.es

iXalud © 2021 | Todos los derechos reservados | Página web creada por escaparaweb.es

Whatsapp contacto iXalud