Hábitos saludablesDisfruta del verano cuidando tu salud

20/08/2021por iXalud0

La exposición prolongada al sol, picaduras de insectos y medusas, la deshidratación, insolación y otras afectaciones pueden aguarnos el verano y por ello, hoy nos hemos propuesto que la salud no le impida a nadie disfrutar de sus vacaciones, para ello, os vamos a dar unos cuantos consejos para estar fuertes y prevenir, los efectos negativos sobre la salud este verano. 

MEDIDAS GENERALES DE PREVENCIÓN Y PROTECCIÓN FRENTE A TEMPERATURAS ELEVADAS 

Para empezar, vamos a indicar las medidas que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social indica para actuar frente los meses de más calor. 

  1. Beber agua y líquidos con frecuencia, sin necesidad de tener sed ni haber realizado ninguna actividad física.
  2. No abusar de las bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar ya que nos pueden hacer perder más líquido del habitual.
  3. Prestar especial atención en niños y mayores o en aquellos que padezcan enfermedades que puedan agravarse con el calor para prevenirles de la deshidratación y de posibles lipotimias o patologías cardíacas.
  4. Permanecer en lugares frescos, a la sombra o en zonas climatizadas el mayor tiempo posible.
  5. Reducir las horas de actividad física y evitar realizar deporte al aire libre en las horas de más calor (12.00 a 17.00).
  6. Usar ropa ligera y holgada que permita que la piel transpire correctamente.
  7. Nunca dejar a nadie esperando en un coche estacionado y cerrado en especial niños, ancianos y mascotas.
  8. Consulta con tu médico cualquier síntoma que perdure más de una hora y que pueda estar relacionado con las elevadas temperaturas.
  9. Mantener los fármacos en un lugar fresco para que el calor no altere a su composición. Hacer comidas ligeras que ayuden a reponer las sales minerales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos…)
RECOMENDACIONES Y CONSEJOS
Teniendo en cuenta sus indicaciones vamos a hacer hincapié en algunos temas y a dar algunos consejos para que todos nos cuidemos sin dejar de disfrutar ni un solo segundo.
TOMAR EL SOL SIN PONERNOS EN PELIGRO

A muchos nos gusta tomar el sol en nuestras vacaciones y además esta acción nos ayuda a metabolizar la vitamina D que nos es muy beneficiosa, no obstante, en estos meses de verano no debemos abusar de él sobre todo en las horas en que el calor es más intenso (12 a 17h). Tampoco debemos olvidarnos tampoco de usar la protección solar adecuada ya que, aunque queramos ponernos morenos hay que tener en cuenta que debe ser de forma progresiva para evitar posibles quemaduras o afecciones más graves como el melanoma. 

VIGILA LOS CAMBIOS DE TEMPERATURA

El aire acondicionado y los ventiladores son grandes aliados frente a las altas temperaturas, pero no debemos abusar de ellos ya que los cambios bruscos de temperatura también pueden hacernos enfermarLo ideal para combatir las elevadas temperaturas será ajustar el termostato hasta 4º por debajo de la temperatura ambiental y cuidar la calidad del aire que respiramos para que así los cambios de temperatura no sean tan grandes y evitar resfriados innecesarios a la vez que cuidamos del medio ambiente. 

PROTEGE TUS OJOS

Es importante que tengas unas gafas de sol con un filtro reglado ya que una mala decisión en la elección de tus gafas puede dañar tu vista e incluso sufrir lesiones irreparables. 

USA ROPA ADECUADA

Cuando nos enfrentamos a altas temperaturas, al igual que cuando practicamos deporte, lo mejor será elegir prendas que nos resulten frescas y cómodas además de que sean transpirables para así evitar sudar más de lo debido, a su vez, será aconsejable el uso de gorras o sombreros para evitar insolaciones y mantener fresca la cabeza. Además de esto, será importante cubrir las zonas más sensibles para evitar quemaduras por la larga exposición al sol al igual que usar un calzado cubierto si vamos a caminar sobre asfalto durante un largo periodo de tiempo. 

VENCE LA BATALLA CONTRA LOS MOSQUITOS

Evita los olores fuertes y colores llamativos ya que los mosquitos se sienten atraídos por ellos. Será importante también prestar especial atención a tu higiene personal y no utilizar perfumes. 

Trata de mantener las luces apagadas siempre que no sea necesario y mantén limpia la casa cierra la basura y tírala diariamente para evitar insectos. 

vence la batalla contra los mosquitos
UTILIZAR PROTECCIÓN SOLAR

Es importante elegir la protección solar adecuada para nuestro tipo de piel, se recomienda usar una protección con un SPF de entre 15 y 30 como mínimo, el factor 50 es el de mayor protección puesto que aquellas con un SPF superior a 50 apenas tienen diferencia. 

Si tu piel es bronceada habitualmente bastará con usar un SPF de 15 que sería el recomendado por los expertos, no obstante, si tu piel es más clara deberás optar por una crema de SPF de mínimo 30 si lo usamos más bajo, será más probable que nos quememos. 

Si tenemos la piel sensible debemos evitar cualquier crema solar que tenga perfume ya que esos químicos podrían irritarnos la piel y si tenemos la piel grasa será mejor que usemos una crema natural que no contenga químicos. 

Finalmente, si tenemos tendencia a la aparición de manchas lo mejor será utilizar una crema de SPF 50 o que contenga AGR que es un antioxidante que previene de las inflamaciones causadas por la radiación solar. 

Otras indicaciones importantes son que deberíamos aplicarnos el protector solar entre 20-30 minutos antes de la exposición al sol para así dar tiempo a la piel a realizar una absorción correcta. Si vas a darte un chapuzón, no está de más volver a echarse crema ya que el agua eliminará parte de la protección y si tienes alguna cicatriz o mancha es importante que cubras esa zona de una exposición directa para que no te queden marcas. 

Utilizar protección solar
MANTÉN UNA DIETA EQUILIBRADA

Lo habitual durante las vacaciones es que se disminuya la práctica deportiva y por esta razón será importante ajustar lo que comemos. Las frutas son perfectas para esta época del año puesto que además de ser refrescantes poseen una gran cantidad de vitaminas y minerales que son beneficiosos para nuestro organismo, además de esto, su alto contenido en agua y azúcares nos mantendrán bien hidratados y aportarán energía para hacer frente al día. 

En caso de que tengas problemas cardiovasculares, toma alimentos variados y que incluyan cereales, fruta fresca, pescado azul… también evita los excesos y reduce la ingesta de alcohol, café, sal y grasas saturadas. 

Ingerir alimentos ricos en vitaminas A y C permite mantenerse hidratado sin abusar de bebidas frías que puedan dañar nuestra garganta. Algunas frutas de temporada que pueden ser grandes aliadas son el melón, la sandía, albaricoques, melocotones, nectarinas, kiwis y papayas.  

EVITA POSIBLES INFECCIONES

A todos aquellos que recurren a un baño para refrescarse ya sea en la playa, rio o una piscina debemos tener cuidado con las infecciones que se pueden propagar con facilidad en ojos y oídos y usar correctamente las chanclas puesto que en las duchas podemos coger hongos sin darnos cuenta. A su vez, prestar atención al agua que bebemos o utilizamos para cocinar para evitar infecciones intestinales y a los alimentos que lleven huevo ya que el calor le afecta negativamente. 

HIDRÁTATE, TOMA MUCHA AGUA

La recomendación de consumo de agua se establece entre 2 y 2,5l de agua al día (entre 8 y 10 vasos diarios) teniendo en cuenta que si viajamos al extranjero siempre será mejor beber agua embotellada puesto que el agua corriente puede producirnos diarrea. Es importante ir bebiendo agua de forma regular, aunque no se tenga sed ya que al pasar calor sudamos y perdemos más agua que habitualmente. 

La falta de hidratación nos puede llevar a una bajada de tensión o incluso una lipotimia con pérdida de consciencia. Refrescarnos con un vaso de agua, limonada o refresco nos puede ayudar a evitarlo. 

En caso de que se tomen fármacos diuréticos debemos prestar especial atención a mantenernos bien hidratados o incluso revalorar tratamiento con el médico ya que reducen el exceso de agua en el cuerpo. 

Teniendo en cuenta todo esto, os vamos a recomendar ciertas bebidas que no solo pueden refrescarnos, sino que también pueden sernos beneficiosas. 

Granizados

Su composición es en su mayoría agua y su índice calórico es bajo, es cierto que tienen unos niveles de azúcar algo elevados y por ello su consumo debe ser moderado. Tomarlo nos mantendrá frescos e hidratados y nos ayudará a recuperar algunos de los azúcares perdidos. 

Horchata

Se trata de una bebida rica en azúcares y grasas saludables que además tiene un bajo contenido en sodio y alto en potasio, nos aportará energía para afrontar el día y solo deberás evitarla si tienes sobrepeso. 

Gazpacho

Esta bebida además de estar deliciosa conserva todos los beneficios de sus ingredientes gracias a que no están cocinados y por ello su contenido es rico en vitaminas C y E, antioxidantes, fibra y minerales, su consumo reduce la presión arterial. 

Cerveza

Aumenta el colesterol bueno y el lúpulo tiene propiedades antibióticas y antiinflamatorias, tomar una copa de cerveza al día disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. 

Llegados a este punto y con las cartas sobre la mesa no nos olvidemos que estamos en situación COVID y si queremos evitar contagios es de vital importancia mantener las medidas de seguridad establecidas. 

Respetar los aforos, desinfectar calzado al entrar en recintos como pueden ser playas o piscinas, extremar precauciones en zonas masificadas, reuniones sociales o por la calle (mascarilla, distancias de seguridad, evitar aglomeraciones…). 

Y otro dato importante, si vas a tomar el sol, evita el gel hidroalcohólico para evitar quemaduras. 

Esperamos que todo lo mencionado os sirva de mucho este verano y disfrutéis de unas merecidas vacaciones. 

Disfruta del verano cuidando tu salud

¡Hasta la próxima!

iXalud

Escribir un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos se marcan con *

Whatsapp contacto iXalud