AndulaciónHábitos saludablesPluripatología y efectos adversos de los medicamentos

28/03/2022por iXalud0

Cada vez son más los pacientes que se ven afectados por más de una patología ya que en la mayoría de los casos las enfermedades clasificadas como no contagiosas suelen ir acompañadas de otras que finalmente hacen de quien lo padece un paciente de alto riesgo. Por esta razón, nos disponemos a aclarar en que consiste la pluripatología y la importancia de aplicar un tratamiento adecuado a cada paciente para así evitar caer en el abuso farmacológico. 

¿En qué consiste la pluripatología? 

La pluripatología o polipatología es un concepto que hace referencia a aquellas personas que padecen 2 o más enfermedades. Esto es algo muy común a partir de determinada edad, cuando los cambios anatómicos y fisiológicos que se producen en nuestro cuerpo en algunas ocasiones nos predisponen a padecer determinados síntomas. En el caso del paciente geriátrico, frecuentemente los síntomas relacionados con la vejez van acompañados de diversas patologías crónicas. Uno de los aspectos distintivos del envejecimiento es la respuesta disminuida al estrés, incluso al que la propia enfermedad pueda llegar a causar, derivando a su vez a otras afecciones como por ejemplo, los trastornos del sueño.

Pluripatología y abuso de los fármacos 

Al igual que cabe la posibilidad de padecer más de una enfermedad, es de lo más común que aquellos pacientes que se ven afectados sigan un tratamiento farmacológico de lo más amplio y si a esto le sumamos la cantidad de fármacos no prescritos que tomamos, nos plantamos ante uno de los problemas más grandes, la polifarmacia. Cierto es que la medicación en muchos casos es esencial para detener o tratar algunos de los síntomas que se padecen, no obstante, tomar medicación para diversas afecciones aumenta la probabilidad de presentar interacciones medicamentosas además de los efectos secundarios que la propia medicación puede llegar a causar. 

Enfermedades crónicas y polipatología 

Las enfermedades crónicas no transmisibles constituyen actualmente la principal causa de discapacidad y muerte en todo el mundo.  

Las enfermedades crónicas suelen caracterizarse por ser permanentes o tener una duración superior a los 6 meses, su tendencia es a ser bastante incapacitantes y normalmente son irreversibles por lo que aquel que las sufra, requerirá de seguimiento y en algunos casos rehabilitación para controlar el deterioro o avance de los síntomas. 

Para el tratamiento de las enfermedades crónicas, habrá que asumir que la mejor opción siempre será perseguir la mayor calidad de vida que se pueda y para ello será fundamental realizar determinadas modificaciones de los hábitos de vida. 

¡Cuidado con los fármacos! 

Se estima que 3 de cada 4 mayores de 65 años padece enfermedades múltiples, sin tener en cuenta aquellos que están por debajo de esa edad y también las padecen, esto es un factor que predispone a un elevado consumo de fármacos y con ello una mayor predisposición a desarrollar fallos orgánicos debido a los procesos farmacocinéticos. Entre estos fallos orgánicos, destacan el empeoramiento de la función renal, la alteración de los procesos metabólicos y aumenta la probabilidad de interacciones de riesgo entre fármacos. 

Existe además un grupo de fármacos conocidos como potencialmente inapropiados debida a su insuficiente evidencia de beneficios en comparación a lo inseguros que pueden ser para determinadas condiciones de salud. Algunos de estos fármacos disponen de múltiple evidencia que los asocia con aumento de morbilidad, institucionalización, declive funcional, deterioro cognitivo, y mortalidad. 

En los casos de dolor crónico, sobre todo en personas mayores, éste afecta al desarrollo de actividades de la vida diaria como la marcha y puede afectar a nivel emocional y llegar al deterioro cognitivo. 

En estos casos, el uso de AINES se ha relacionado con un mayor riesgo de aparición de úlceras, hemorragias digestivas e incluso empeoramiento de enfermedades cardiovasculares. 

Andulación y polipatología 

Desde iXalud, como ya sabéis apostamos por la terapia de Andulación. Uno de los motivos por los que confiamos en este tratamiento es que se trata de una terapia biológica, no invasiva, no farmacológica y además no dolorosa. Se trata de un tratamiento eficaz para mejorar la sintomatología de muchas enfermedades crónicas además de ser efectiva en el alivio del dolor y la mejora de los patrones del sueño. 

Gracias a su efecto estimulante sobre la circulación y el metabolismo, el organismo recibe el oxígeno y nutrientes necesarios permitiendo que la musculatura se descontracture y mejore la limitación articular. Además de esto, su efecto sobre el sistema linfático facilitará la eliminación de los residuos metabólicos y otras substancias tóxicas o nocivas del organismo.

No te automediques, busca otra alternativa.

iXalud

Escribir un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos se marcan con *

Whatsapp contacto iXalud