ANDULACIÓNEstudios

Estudios médicos y publicaciones relacionados con la andulación®️, la terapia vibracional y el calor por infrarrojos

Vibraciones y Envejecimiento (I): El ejercicio de vibración de todo el cuerpo es un método seguro y eficaz que puede mejorar la movilidad, la fuerza de los extensores de la rodilla, el equilibrio y el estado general de salud en los ancianos frágiles. (Zhang et al. 2014). (Department of Rehabilitation Medicine, Nan Lou of Chinese PLA General Hospital, Beijing, China, 2014).
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23864514

Vibraciones y Envejecimiento (II): Revisión sistemática de 33 estudios cuya conclusión sugiere que la terapia vibratoria de cuerpo entero se puede utilizar para mejorar el equilibrio estático en ancianos y que tiene el potencial de influir positivamente en el equilibrio dinámico en personas mayores. (Rogan et al. 2017). (Discipline of Physiotherapy, Bern University of Applied Sciences, Bern, Switzerland, 2017). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28800481

Vibraciones y Fibromialgia (I): Los resultados de estos estudios médicos sugieren que un programa de ejercicio tradicional de 6 semanas con WBV suplementario reduce de forma segura el dolor y la fatiga, mientras que el ejercicio por sí solo no induce mejorías. (Alentorn-Geli et al. 2008). (Laboratorio de Biomecánica, INEF Instituto Nacional de Educación Física de Cataluña, Barcelona, España, 2008). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18990045

Vibraciones y Fibromialgia (II): Los resultados muestran que un programa de ejercicio tradicional, complementado con entrenamiento de vibración de todo el cuerpo, mejora el equilibrio en mujeres con fibromialgia. Esto puede representar un factor clave para la prevención de caídas en este grupo de pacientes. (Sañudo et al. 2013). (Departamento de Educación Física y Deporte, Universidad de Sevilla, Sevilla, España, 2013).
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23828124

Vibraciones y Fibromialgia (III): Las vibraciones de cuerpo entero (WBV) reducen algunos de los síntomas de mujeres con fibromialgia. (Alev et al. 2017). (Uludağ University Physical Therapy and Rehabilitation Department, Kükürtlü, Bursa, Turkey, 2017) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28779930

Vibraciones y Fibromialgia (IV): Un tratamiento de WBV de 12 semanas mejora el equilibrio estático en pacientes con fibromialgia. (Adsuar et al. 2012). (Facultad de Ciencias del Deporte, Universidad de Extremadura, Cáceres, Spain, 2012) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22327091

Vibraciones y Artritis: Tres meses de tratamiento vibracional en pacientes con Artritis Reumatoide producen una mayor movilidad y una reducción de la pérdida de densidad ósea y la fatiga. (Prioreschi et al. 2016). (School of Physiology, Faculty of Health Sciences, University of the Witwatersrand, Johannesburg, South Africa, 2016)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4830593/

Vibraciones y Artrosis: Una sola sesión de tratamiento vibracional fué eficaz para mejorar la capacidad de caminar en pacientes con artrosis de rodilla. (Salmon, Roper, and Tillman 2012). (Department of Applied Physiology and Kinesiology, University of Florida, Gainesville, Florida, USA, 2012)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22130389

Vibraciones y circulación sanguínea (I): Un tratamiento vibracional WBV sobre 45 pacientes demostró que las personas expuestas al tratamiento aumentaron notablemente su flujo sanguíneo (Skin Blood Flow). (Lohman et al. 2007). (Department of Physical Therapy, Loma Linda University, Loma Linda, California, USA, 2007)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17261985

Vibraciones y circulación sanguínea (II): Un tratamiento vibracional con frecuencias entre 30Hz y 50Hz sobre las extremidades superiores demostró un aumento del flujo sanguíneo cutáneo (Skin Blood Flow) en ambas extremidades, por lo que podría aplicarse este tratamiento en pacientes con problemas circulatorios. (Maloney-Hinds, Petrofsky, and Zimmerman 2008). (Department of Physical Therapy, Loma Linda University, Loma Linda, California, USA, 2008)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18301353

Vibraciones y problemas vasculares (I): El tratamiento vibracional intensivo puede mejorar la fuerza muscular y el control postural en pacientes que han sufrido accidentes cerebrovasculares. (Tankisheva et al. 2014). (Department of Rehabilitation Science, KU Leuven-University of Leuven, Leuven, Belgium, 2014)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24067865

Vibraciones y problemas vasculares (II): El tratamiento vibracional de cuerpo entero hizo aumentar la respuesta muscular de las extremidades inferiores en pacientes con accidentes cerebrovasculares. (Liao et al. 2014). (Department of Rehabilitation Sciences, Hong Kong Polytechnic University, Hong Kong, China, 2014)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23899891

Vibraciones y dolor de espalda: El tratamiento vibracional de cuerpo entero mejoró el equilibrio y redujo el dolor en pacientes afectados de dolor de espalda. (Yang and Seo 2015). (Department of Physical Therapy, The Graduate School, Daejon University, Republic of Korea, 2015) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25931735

Vibraciones y dolor lumbar crónico: La aplicación de tratamiento vibracional durante tres meses en trabajadores de oficina con dolor lumbar crónico demostró su efectividad para reducir los síntomas de esta dolencia. (Kaeding et al. 2017). (Institute of Sports Medicine, Hannover Medical School (MHH), Hannover, Germany, 2017)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28185300

Vibraciones y columna vertebral: Un tratamiento vibracional de cuerpo entero (WBV) mejoró los datos de la electromiografía (EMG) realizada en pacientes con lesiones medulares. (Da Silva et al. 2016). (Departamento de Educación física, Deporte y Motricidad Humana, Universidad Autónoma de Madrid, Madrid, España, 2016)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28229644

Vibración y obesidad (I): Un tratamiento vibracional de 10 semanas puede mejorar la composición corporal y la fuerza muscular en mujeres obesas y puede ser un complemento útil para las aplicaciones de mejora del estilo de vida saludable. (Milanese et al. 2013). (Department of Neurological, Neuropsychological, Morphological, and Movement Sciences, University of Verona, Italy, 2013) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23423629

Vibración y obesidad (II): Un tratamiento de WBV + dieta de 6 meses de duración en un grupo de 79 personas ayudó a reducir su peso y su Tejido Adiposo Visceral (VAT). (Vissers et al. 2010). (Department of Health Sciences – Physiotherapy, University College of Antwerp, Antwerp, Belgium, 2010.)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20484941

Vibración y sistema linfático: Las terapias vibracionales reducen el riesgo de embolia por mala descompresión en inmersiones, gracias, entre otros, a la mejora del drenaje linfático. (Balestra et al. 2016). (Centre for Hyperbaric Oxygen Therapy, Military Hospital Brussels, Belgium, 2009)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5127795/

Vibraciones y patologías del sistema nervioso: Un tratamiento vibracional fue aplicado a pacientes con Ataxia Cerebelosa con mejoras significativas en la marcha, la postura y la velocidad del habla. (O. Kaut et al. 2014). (Department of Neurology, University of Bonn, Bonn, Germany, 2014)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24197754

Vibración y esclerosis múltiple: Un tratamiento vibracional de cuerpo entero (WBV) puede mejorar el tiempo de respuesta para recuperar la postura erguida en pacientes con EM, apareciendo como una posible herramienta terapéutica que mantiene el equilibrio y la postura. (Alguacil Diego et al. 2012). (Departamento de Fisioterapia, Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad Rey Juan Carlos, Alcorcón, Madrid, España, 2012)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21703724

Vibración y parkinson: Un tratamiento complementario de WBV puede ayudar a mejorar algunos síntomas asociados al parkinson, como la bradicinesia o la estabilidad postural. (Oliver Kaut et al. 2011). (Department of Neurology, University of Bonn, Bonn, Germany, 2011) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21725168

Vibración y recuperación post-esfuerzo: Un tratamiento vibracional demostró la reducción del DOMS (“agujetas”) después del ejercicio, además de una mejora de la recuperación y un aumento de la potencia muscular. (Veqar and Imtiyaz, 2014). (Department of Centre for Physiotherapy & Rehabilitation Sciences, Ramaiah, New Delhi, India, 2014)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25121012

Vibración y rendimiento físico (I): Un tratamiento vibracional de cuerpo entero de 15 semanas en atletas universitarios demostró contribuir a un aumento de la fuerza y la potencia muscular. (Jones, 2014). (Division of Health and Human Performance, George Mason University, Manassas, Virginia, USA, 2014)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24936902

Vibración y rendimiento físico (II): Estudio con gimnastas de élite sometidos a un tratamiento vibracional de cuerpo entero. El resultado fue un aumento de la fuerza, flexibilidad y equilibrio. (Despina et al. 2014). (University of Athens, Department of Physical Education and Sport Science, Greece, 2014)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24055361

ESTUDIOS MÉDICOS SOBRE CALOR POR INFRARROJOS

Infrarrojos y enfermedades cardiovasculares: El tratamiento de calor por infrarrojos mejora los síntomas de pacientes con enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus y enfermedades renales crónicas. (Shui et al. 2015). (School of Medical Engineering, Hefei University of Technology, Hefei 230009, China, 2015)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4935255/

Infrarrojos y dolor lumbar crónico: 40 pacientes con dolor lumbar crónico fueron sometidos a terapia por infrarrojos y se observó una reducción del dolor sin ningún efecto secundario. (Gale, Rothbart, and Li 2006). (Rothbart Pain Management Clinic, North York, Ontario, USA, 2006)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16960636

Infrarrojos y dolor crónico: Este estudio con pacientes con periartritis de hombro, síndrome de dolor miofascial y epicondilitis lateral redujeron la intensidad de su dolor al ser tratados con calor por infrarrojos. (Huang et al. 2012). (Department of Anesthesiology, The Third Xiangya Hospital of Central South University, Changsha, China, 2012)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22593697

Infrarrojos y función muscular: Un grupo de hombres y mujeres recibió estimulación infrarroja en el bíceps y se comprobó que esta terapia mejora la función muscular durante la rehabilitación después de una lesión musculoesquelética. (Larkin-Kaiser et al. 2015). (Human Performance Laboratory, University of Calgary, Alberta, Canada, 2015)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25397864

Infrarrojos e inflamaciones: La terapia por infrarrojos se considera válida para disminuir las inflamaciones y mejorar la microcirculación en pacientes afectados de linfedema. (Li et al. 2017). (Department of Plastic and Reconstructive Surgery, Shanghai Ninth People’s Hospital, Shanghai, China, 2017)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28127644

Efectos biológicos de la radiación infrarroja: El tratamiento de calor por infrarrojos ha demostrado su utilidad para la curación de heridas y la estimulación neurológica. (Tsai and Hamblin 2017). (Wellman Center for Photomedicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA 02114, USA, 2017)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28441605

Infrarrojos y microcirculación: Un grupo de mujeres fueron sometidas a un tratamiento por calor infrarrojo que demostró un aumento de la microcirculación sanguínea en la zona aplicada asociada con ejercicio físico. (Paolillo et al. 2013). (Optics Group from Physics Institute of São Carlos (IFSC), University of São Paulo (USP) , São Carlos, Brazil, 2013)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23819505

Infrarrojos y rendimiento físico: Un estudio con un grupo de estudiantes mostró que la terapia de calor por infrarrojos favorece un aumento del rendimiento y de la fuerza muscular. (Kim et al. 2006). (Kyung Pook National University, Taegu, Korea, 2006) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16686567

Infrarrojos y movilidad articular: La terapia por infrarrojos mejoró la movilidad articular en hombro y tobillos, gracias al aumento de la flexibilidad y la temperatura. (Demura, Yamaji, and Ikemoto 2002). (Department of Physical Education, Kanazawa University, Kanazawa, Japan, 2002)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12391438

Whatsapp contacto iXalud