Patologías

Artrosis de cadera

La artrosis de cadera es uno de los signos más comunes de desgaste de las articulaciones de la cadera.

La artrosis de cadera es el desgaste avanzado de la articulación de la misma. El desgaste de cadera provoca un deterioro progresivo de los cartílagos de la articulaciones.

Causas de la artrosis de cadera

Las causas de la artrosis en la articulación de la cadera son muy variadas. Así, entre otras, puede tratarse de una deficiencia innata o adquirida de la articulación, como es el caso de la displasia de cadera. Esta enfermedad surge cuando el hueso entre el acetábulo de la cadera y la cabeza femoral se desarrolla en un ángulo inadecuado.

Las malformaciones de la articulación de la cadera, como por ejemplo las piernas en X o en O, pueden provocar una artrosis de cadera. Estas provocan un desequilibrio en la carga del cartílago articular, lo que conlleva el desgaste del mismo. Las causas pueden ser antiguas lesiones o roturas de esta articulación, especialmente del cuello del fémur.

En algunos casos, la artrosis de cadera se atribuye a trastornos metabólicos de la articulación o procesos inflamatorios de la misma. También el sobrepeso elevado es una causa que contribuye al desgaste de esta articulación, ya que los kilos de más suponen un gran peligro para las articulaciones; esto es así especialmente con aquellas que cargan con la mayor parte del peso de nuestro cuerpo, como las de la cadera y la rodilla.

Síntomas de la artrosis de cadera

Algunos de los principales síntomas de esta enfermedad son los dolores en el lateral de la articulación afectada.

Normalmente estos se extienden hasta las ingles y el área lumbar de la columna así como por los muslos y hasta la articulación de la rodilla. También el dolor de puesta en marcha es típico de esta dolencia; aparece al inicio de un movimiento y disminuye después paulatinamente.

Surge sobre todo tras largos periodos sentado o tumbado y también por las mañanas, tras levantarse. Pero también las cargas físicas prolongadas, como en el deporte, aumentan estos dolores.

En una etapa posterior de la enfermedad, el dolor se sentirá incluso estando en reposo. También son características la cojera, tras pasar mucho tiempo andando, o la curvatura del lado afectado por la artrosis. Además se producen tensiones y acortamientos musculares así como ruidos de roce en las regiones que presentan dolor. Estas suelen estar bastante hinchadas.

En conjunto, las dolencias se limitan claramente a la movilidad. Esto hace que acciones como agacharse o bajar escaleras sean especialmente problemáticas y dificultan el movimiento de giro de la pierna. Asimismo hacen que la flexión y la extensión de los muslos sean muy difíciles y entorpecen la separación y unión de las piernas.

Diagnóstico de la artrosis de cadera

Tratamiento de la artrosis de cadera

Tratamientos con frío

En la «artrosis activada», que se presenta con hipertermia, se recomienda el uso de tratamientos con frío. Estos suelen llevarse a cabo con la aplicación de bolsas de hielo. Para no dañar la piel deberá colorarse una toalla bajo la bolsa, y este tratamiento no deberá aplicarse durante más de veinte minutos.

Andulación

La terapia de andulación supone una opción de tratamiento muy efectiva contra la artrosis de cadera. Por un lado, gracias a esta terapia biofísica se conseguirá activar de forma intensiva la circulación y el metabolismo, mejorando notablemente el suministro de oxígeno e importantes nutrientes a todas las células del cuerpo. Por otro lado, la terapia de andulación libera las tensiones musculares y los bloqueos del entorno cercano a la articulación afectada de forma eficiente y duradera.

Tratamiento con calor (térmico)

En la artrosis principal, la forma más común de la enfermedad, deberá aplicarse calor. Para ello se utilizan botellas de agua caliente, almohadillas eléctricas, baños de agua caliente y envolturas de fango.

Cirugía

El reemplazo de la articulación de la cadera es la última opción. La articulación artificial está normalmente compuesta por una cabeza femoral y un acetábulo. En algunas (y raras) ocasiones se coloca únicamente una endoprótesis de la cabeza.

Fisioterapia

Con los ejercicios adecuados puede fortalecerse la musculatura que rodea la articulación enferma. De esta forma puede descargarse y protegerse dicha articulación, lo que impide que continúe el desgaste de la misma.

Movimiento regular

La recomendación de proteger una articulación dañada hace mucho que se dejó atrás. Por el contrario, lo recomendable en estos casos es activar el metabolismo de la misma mediante el movimiento regular. En una artrosis de cadera se recomienda especialmente montar en bicicleta y nadar, ya que estos deportes no suponen una carga para la articulación.

Medicamentos

Administrando una serie de sustancias es posible aliviar el dolor, inhibir la inflamación y mejorar la capacidad de movimiento. Los fármacos más populares para tratar el dolor articular son los antiinflamatorios no esteroideos

La terapia de andulación en la artrosis de cadera

La terapia de andulación supone una opción de tratamiento muy efectiva contra la artrosis de cadera. Por un lado, gracias a esta terapia biofísica se conseguirá activar de forma intensiva la circulación y el metabolismo, mejorando notablemente el suministro de oxígeno e importantes nutrientes a todas las células del cuerpo. De esta forma se detiene también el desgaste del cartílago de la articulación de la cadera y se evita que la enfermedad progrese, lo que se ve reforzado por el aumento de la actividad metabólica de las células entre sí así como de la excreción de sustancias nocivas y residuos metabólicos. Los daños locales en el cartílago están siempre causados por un suministro insuficiente de nutrientes a la superficie del mismo. Por otro lado, la terapia de andulación libera las tensiones musculares y los bloqueos del entorno cercano a la articulación afectada de forma eficiente y duradera. Esto permite que los dolores se alivien de forma notable en poco tiempo y que finalmente desaparezcan por completo, siempre que la aplicación sea regular y durante un largo periodo de tiempo. El calor infrarrojo profundo dirigido fomenta también su efectividad.

Andulación, alivio del dolor crónico con Andumedic 3 PROFESIONAL

¿Necesitas asesoramiento personalizado?No dudes más
y solicita tu visita gratuita

Obtén el asesoramiento de nuestros profesionales en tu casa y sin desplazarte.
Whatsapp contacto iXalud